Etiqueta: Literatura

Un árbol (parte II)

Como el árbol no tenía prisa por crecer y se pasaba el día tumbado a la bartola tomando el sol, sin ganas de estirarse ni un poquito -¿Para qué? Si ya tenía todo lo que le hacía falta- decidieron llamarlo...

/ 26 de mayo de 2015

Un árbol (parte I)

Paseaba uno de esos rostros tan comunes en los pueblos castizos de interior, una fisonomía hoy en desuso, de parroquiano de tasca, de vino rancio y ademanes lánguidos.

/ 14 de mayo de 2015

Tratar a los jóvenes como adultos

La organización por edad es tan antojadiza y absurda como la organización por color de pelo o altura. ¿Podemos, debemos o queremos tratar a los jóvenes como adultos no por su edad sino por sus capacidades y actitud?

/ 29 de abril de 2015

El caballero de la resignación infinita

El amanecer del gigante “Al despertar contemplé lo que jamás vería; lo aniquilé para soñarlo en mi caverna.” Niklas Viklund, Cuando los gigantes duermen 1 Johannes se embriagaba; se detenía ante cada oración pergeñada por un maestro y bebía del...

/ 21 de noviembre de 2012

La eternidad no es para siempre

Hubo un artista que se dibujó a sí mismo retratándose, y cada nueva escisión de éste se trazaba repetida en un continuo encadenamiento que acabó con la escasez de pintura. Las copias se deslustraron y la perpetuidad del proceso quedó...

/ 19 de noviembre de 2012

Una vida

Como de costumbre, marchó con sus camaradas de tropelías a saborear los excesos de la noche y agotar los placeres de la juventud. Un viaje etílico entre mujeres y bailes al son de Dionisos. Pero pasada la gresca, al atardecer,...

/ 6 de noviembre de 2012

Ciudades

Dentro del caos humano y del sinsentido urbanístico que rige el día a día en Lima, el orden parece haberse instalado en ciertas zonas apartadas del centro. Vigilancia privada, patrullas nocturnas y mayor presencia policial, han ahuyentado los atracos a...

/ 21 de octubre de 2012

La nada

Yací en ella y pude regresar. La nada acostumbra a verse como un espacio huero de extensión infinita en el que uno queda suspendido sin referencia, vagando en un azar blanquecino, en un vacío diáfano. Otros, según predilección cromática, se la imaginan como...

/ 19 de octubre de 2012